blog

CANDIDIASIS VAGINAL EN VERANO: CÓMO PREVENIRLA

Ya hemos entrado oficialmente en verano, aunque en el sur de España ya llevamos semanas sufriendo el calorazo propio de la época. Las piscinas y los parques acuáticos de la gran mayoría de las ciudades han abierto sus puertas, y las playas ya comienzan a llenarse. Toallas, hamacas, sombrillas y bañadores se convierten en parte de nuestras vidas durante estos calurosos meses.

El verano, sí, sí, el verano es la época del año más deseada por muchas de nosotras, pero también una de las temidas por otras. La humedad de los bañadores y el calor hacen propicio el desarrollo de multitud de infecciones, sobre todo por hongos, y más en concreto, infecciones como la candidiasis vaginal. No hay que alarmarse.  Hoy os vamos a hablar de la candidiasis vaginal en verano y cómo prevenirla.

La candidiasis vaginal es una infección provocada por un hongo llamado "Candida Albicans" el cual se encuentra en pequeñas cantidades en zonas del cuerpo como la piel, la boca o la vagina. El aumento repentino de esta bacteria provoca  un desequilibrio en los demás microorganismos del cuerpo y causa la infección.

El aumento de la cantidad del hongo Cándida Albicans puede producirse por:

El consumo de antibióticos usados para tratar otro tipo de infecciones. Su función no es otra que la de eliminar las bacterias que causan la infección pero también pueden eliminar bacterias que equilibran el crecimiento de la Cándida Albicans;

Estar embarazada, debido a los cambios hormonales.

Diabetes, el azúcar produce el aumento de esta bacteria.

Falta de higiene o higiene excesiva, por el uso de jabones que causen desequilibrios en la flora vaginal.

Cambios ambientales: calor y humedad.

La candidiasis vaginal suele identificarse por provocar un picor y escozor excesivo en la zona vaginal interna, por la hinchazón de la zona externa, por presentar un flujo blanquecino acuoso y espeso que en ocasiones desprende un olor desagradable.

Para prevenir la candidiasis vaginal en verano deberías:

Evitar mantener el bañador mojado durante muchas horas seguidas.

Extremar las medidas higiénicas en baños públicos.

Evitar el uso de prendas de ropa no transpirables o sintéticas y que estén demasiado ajustadas. Lo ideal es el uso de ropa interior de algodón.

Evitar el uso de jabones perfumados y toallitas húmedas para asearte la zona genital. Utiliza jabones adecuados para la higiene íntima (que suelen tener un pH algo ácido, lo que mantiene la flora vaginal en equilibrio);

Durante la menstruación, debes cambiarte de tampón o de compresa con mayor frecuencia que en otras épocas del año. También puedes sustituir las compresas y los tampones por una copa menstrual de silicona médica, que te protege la flora vaginal evitando la proliferación de infecciones como la candidiasis vaginal.

Si eres de las personas que tienden a sufrir la candidiasis a causa de los antibióticos, debes decírselo a tu médico para que te trate también la candidiasis a la vez que tomas el tratamiento de antibióticos.

Si eres diabética, debes tener un control más exhaustivo de los niveles de azúcar.

Deseando que no sufráis de candidiasis vaginal en verano y con las pautas de cómo prevenirla nos despedimos hasta pronto. ¡Feliz verano!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar