blog

Consejos para sobrellevar el embarazo en verano

En los próximos días es el cumpleaños de mi hijo mayor, ¡a sus 7 añazos ya es todo un hombrecito! Recuerdo perfectamente cómo fue para mí aquel interminable verano en que nació. Algunos síntomas propios del último trimestre del embarazo se ven acentuados si este último periodo coincide en verano. Recuerdo la pesadez en las piernas, la hinchazón, el calor constante, esa panza que hace que no sepas cómo sentarte, ni cómo dormir, etc. Recuerdo las palabras de mi matrona Teresa (ya en alguna ocasión la he nombrado), dándonos sabios consejos sobre cómo sobrellevar el embarazo en verano: “Aprovechad esta época de año para…” decía. Consejos que me gustaría trasmitiros hoy, consejos para sobrellevar el embarazo en verano lo mejor posible.

Hidratación: si durante el verano es importante mantenerse hidratada, más lo es aún si estás embarazada. Debes beber agua (al menos 2 litros diarios) aunque no tengas sed. Beber mucho líquido es fundamental para mantener hidratado el cuerpo y eliminar la retención de líquidos.

Alimentación: debes comenzar el día con un buen desayuno, que te proporcione energía y así evitar el cansancio propio del embarazo. Incluye en él cereales, lácteos y fruta.

Para el almuerzo y la cena, evita los alimentos pesados y de difícil digestión. Aprovecha esta época e incluye en tu dieta alimentos frescos y ricos en fibra: verduras, hortalizas y frutas de temporada son una buena opción. Las frutas de temporada (sandía, melón, melocotón, etc.), además de ser refrescantes e hidratantes aportan vitaminas y minerales esenciales. Puedes consumir las piezas de frutas enteras o consumirlas en ensaladas, gazpachos, helados o granizados combinados con algunas hortalizas como las zanahorias, tomates o calabaza. ¡Deja volar tu imaginación!

Descanso: el embarazo es una etapa en la que el cansancio se adueña de ti, a lo que si le añades el aumento de las temperaturas, el cansancio puede llegar a ser extremo. Aprovecha en verano todo lo posible para descansar al máximo, y tomar fuerzas para la nueva etapa que tendrás que afrontar en breve.

Duerme todo lo que puedas y relájate al máximo. Pon tus piernas en alto siempre que puedas y dedícate unos minutos al día para ti. (Luego te faltarán; créeme).

Ejercicio: durante el embarazo es bueno practicar ejercicio de manera moderada. Entre los ejercicios más recomendados por las matronas se encuentran el yoga, el Pilates y la natación. Existen incluso centros con cursos especialmente indicados para embarazadas. También puedes caminar un ratito a diario, y si estás cerca de la playa, nada mejor que hacerlo por la orilla del mar. Todos los ejercicios que puedas realizar “fresquita”, pueden aliviarte la hinchazón y el cansancio de las piernas.

Ropa: durante todo el embarazo, se recomienda que utilices ropa cómoda, que no te oprima. En verano, además, debes utilizar ropa fresca, de algodón o de fibras naturales (preferentemente) y que sean transpirables y amplias. El calzado también ha de ser cómodo, y con una altura media, para evitar dolores de espalda y en las piernas.

La ropa interior, también es preferible que la utilices de algodón, transpirable, para evitar la proliferación de hongos en la zona genital (muy propios durante el embarazo).

Cuidado de la piel: Durante el embarazo, como otras partes de tu cuerpo, la piel se vuelve mucho más vulnerable y sensible. Suelen aparecer manchas oscuras en el rostro. Debes hidratarla a diario y utilizar un protector solar apropiado. Evitar su exposición al sol, sobre todo en las horas centrales del día.

Utiliza crema anti estrías o aceites esenciales (de almendras o de rosa mosqueta) sobre la piel de la barrigota, y si estás en el último trimestre, debes hidratar tu pecho y los pezones con una crema específica para ello.

Dejarse querer: el embarazo es la etapa de la mujer en que más te debes dejar querer y mimar por parte de tu pareja (si la tienes) o de tu entorno más cercano. Aprovecha este tiempo para planear una nueva etapa (una nueva vida) a partir del nacimiento de tu bebé.

Espero que estos consejos para sobrellevar el embarazo en verano te hagan más agradable la recta final de esta etapa que estás viviendo, y recuerda, pronto, aunque haga un calor abrasador, solo tendrás tiempo para tu bebé, así que ¡disfruta al máximo del verano!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar