blog

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DEL SHOCK TÓXICO?

 

 

Las siglas SST puede que no signifiquen nada para la mayoría de nosotros y sin embargo, para aquellas personas que han tenido la poca fortuna de padecer la enfermedad que estas siglas esconden, significan demasiado.

SST son las siglas del síndrome del shock tóxico y hacen referencia a una enfermedad grave (es mortal en casi un 50% de los casos) causada por una toxina con gran poder para provocar una sepsis (enfermedad en la cual el cuerpo tiene una respuesta grave a bacterias u otros microorganismos).  Esta toxina es producida por algunas bacterias estafilococos.  En concreto se trata de las bacterias Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes

El síndrome de shock tóxico es grave ya que puede provocar daño a los órganos, insuficiencia renal, cardíaca y hepática.

A menudo el SST se conoce como “la enfermedad de los tampones” ya que existe una contrastada relación entre la aparición de este síndrome y el uso de tampones durante la menstruación.  Aunque esta enfermedad no es exclusiva de mujeres que utilizan tampones durante sus menstruaciones y de hecho puede afectar también a niños, mujeres posmenopáusicas y hombres, varios casos de cierta notoriedad han hecho que se asocie con frecuencia al uso de tampones.  Quizás, el caso más conocido sea el de la modelo norteamericana Lauren Wasser, a quien tuvieron que amputar una pierna en el año 2012 tras sufrir un SST asociado al uso de tampones.  En declaraciones de la modelo a la revista People: “si hubiera sabido que el shock tóxico era real, si hubiera visto a alguien que hubiera perdido algún miembro o hablado de eso públicamente, nunca hubiera usado tampones”.

Es importante destacar que el SST es una enfermedad extremadamente infrecuente y en la actualidad, además del mencionado uso de tampones, está asociada a otras situaciones tales como procedimientos quirúrgicos, infecciones cutáneas y quemaduras.

Los síntomas asociados al SST son: malestar general, diarrea, confusión, fiebre alta (a veces acompañada de escalofríos), tensión arterial baja, dolores musculares, náuseas, vómitos, erupciones rojas en la piel similares a las quemaduras solares, enrojecimiento de ojos, boca y garganta, insuficiencia en órganos como los riñones y el hígado e incluso convulsiones y crisis epilépticas.

Con el fin de evitar la aparición del SST asociado al uso de tampones, los especialistas recomiendan evitar el uso de tampones altamente absorbentes (la capacidad de absorción de los tampones es determinante en la aparición del SST), cambiar los tampones con frecuencia (cada 4 horas idealmente) y “descansar” del uso de tampones al menos una vez al día mientras se tenga la regla (por ejemplo durante la noche) optando por otras opciones higiénicas como las copas menstruales.

Las copas menstruales no sólo eliminan el riesgo de padecer el síndrome de shock tóxico, sino que además protegen la flora vaginal al recoger la sangre en lugar de absorberla (como hacen los tampones), son ecológicas, extremadamente cómodas (¡permiten olvidarte de la regla hasta 12 horas seguidas!), son reutilizables, ecológicas y encima suponen un gran ahorro frente a la opción de usar tampones o compresas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar