blog

Copa menstrual y métodos anticonceptivos internos

Algunas de las consultas que recibimos están relacionadas con la compatibilidad del uso de la copa menstrual y ciertos métodos anticonceptivos, en concreto con el aro hormonal vaginal y con el uso del DIU. Por esa razón, hoy queremos hablar de la copa menstrual y de los métodos anticonceptivos.

En primer lugar hay que decir que la copa menstrual  compatible tanto con el uso del anillo hormonal vaginal como con el uso del DIU. Sin embargo, si hay que extremar ciertas precauciones cuando se utiliza la copa menstrual.

Copa menstrual y aro vaginal:

El anillo vaginal es un método anticonceptivo hormonal de larga duración que consiste en un anillo flexible de plástico, de unos 5 cms. de diámetro que, colocado en la vagina va liberando hormonas (etonogestrel y etinilestradios) –similares a las de las píldoras anticonceptivas- que son absorbidas por la mucosa vaginal e impide la ovulación. Para el correcto funcionamiento del aro vaginal, ha de estar en contacto con las paredes de la vagina.

Suele colocarse el primer día del ciclo y ha de permanecer ahí durante 21 días seguidos, tras los cuales se retira y deshecha. Se descansan 7 días, durante los cuales se produce la menstruación. Pasados esos 7 días, ha de introducirse un nuevo aro y comenzar de nuevo el ciclo.

El uso de la copa menstrual, por tanto, no suele coincidir con la utilización del aro vaginal. No obstante, si la menstruación no ha cesado pasados los 7 días de descanso y has de utilizar algún día la copa menstrual y el nuevo aro, no tienes de que preocuparte, pueden ser utilizados a la vez.

En este caso hay que tener en cuenta varias cosas para evitar que la copa interfiera en la efectividad anticonceptiva del aro, o que el aro interfiera en la capacidad de recogida del flujo menstrual por parte de la copa.

El aro vaginal se coloca en la parte más alta de la vagina, sin embargo, la copa se debe situar en la parte más baja. No obstante, tanto el aro como la copa menstrual se pueden mover sin darnos cuenta. Por ello hay que observarlo en cada cambio.

Al utilizar la copa menstrual y el anillo vaginal a la vez,  debemos asegurarnos de que el anillo no queda dentro de la copa menstrual (esto podría disminuir la eficacia anticonceptiva al no estar en contacto con las paredes vaginales). Tampoco debe estar alrededor de la copa menstrual, puesto que esto podría interferir en el vacío de la copa y podrían dar lugar a pérdidas.

Copa menstrual y DIU:

El DIU o Dispositivo IntraUterino es un método anticonceptivo reversible que debe colocarse por un ginecólogo. Es un dispositivo en forma de T que se coloca en el útero y permanece ahí de manera permanente durante un largo periodo de tiempo (de entre 3 y 12 años).

Existen dos tipos de DIU, los DIU de hilo de cobre o los DIU hormonales. Sea cual sea el tipo, estos dispositivos, colocados dentro del útero, y que tienen forma de T, terminan en unos hilos que sirven para su extracción (que también tiene que hacerla el ginecólogo). Estos hilos suelen estar suspendidos a través del cérvix (o cuello del útero) y deben posarse justo en la parte superior de la vagina.

Tal y como ya sabes, la copa menstrual se debe colocar en la parte mas baja de la vagina, por lo que el DIU (los hilos) y la copa menstrual están suficientemente separados, cuestión primera por la que no deben interferirse entre sí en su uso.

No obstante, siempre existe algún riesgo de que el DIU pueda moverse o descolocarse si los hilos entraran en contacto con la copa menstrual. Si fuese tu caso, debes consultar a tu ginecólogo para que te recorte un poco los hilos y evitar esos riesgos.

No obstante, lo más importante si utilizas la copa menstrual y el DIU es que te asegures bien de romper el vacío que hace la copa menstrual sobre tus paredes vaginales en el momento de su extracción, lo que evitará también posibles desplazamientos del DIU.

La realidad es que el DIU es uno de los métodos anticonceptivos más extendidos  en el mundo,  y su utilización en combinación con las copas menstruales no debe preocuparte.

Las mujeres debemos poder elegir la comodidad y la tranquilidad que nos prestan las copas menstruales frente al uso de compresas y tampones al igual que ocurriera con los métodos anticonceptivos cuando se comenzaron a extender entre la población femenina. La copa menstrual y los métodos anticonceptivos son una opción más. ¿Te atreves a combinarlos?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar