vida sexual

Vida sexual

Los estudios han demostrado que un suelo pélvico  fuerte y tonificado mejora nuestra respuesta sexual.
En efecto, existe una constatada evidencia recabada gracias a numerosos estudios de que un suelo pélvico fuerte mejora varios aspectos de la vida sexual de una mujer, y entre ellos destacan la excitación, la sensibilidad durante la penetración y la capacidad para alcanzar orgasmos más frecuentes e intensos. (Beji NK, Yalcin O, Erkan HA). Muchas mujeres desconocen que son los músculos del suelo pélvico los responsables del placer sexual que experimentan durante la penetración. Cuanto más tonificada y firme sea la musculatura pélvica de la mujer, mayor sensación de placer experimentará tanto ella como su compañero.
No es difícil comprender que introducir un pene erecto en una vagina firme y tersa produce mayores y mejores sensaciones que si se introdujera en una vagina cuyos músculos debilitados no ejercen apenas presión sobre el pene. Esto es cierto tanto para el hombre como para la mujer.
Una musculatura pélvica fuerte y firme tiene más terminaciones nerviosas y esto representa un mayor número de sensaciones durante el acto sexual. Además, facilita tener contracciones rítmicas del suelo pélvico , lo cual aumenta la excitación femenina llegándose incluso a lograr orgasmos con mayor facilidad e intensidad como hemos mencionado anteriormente.

Seccion vida sexual adicional2Los ejercicios de Kegel (destinados a reforzar la musculatura del suelo pélvico) activan la circulación del periné y esto es de particular relevancia para los músculos más pequeños del suelo pélvico, que son los responsables de favorecer la excitación del clítoris. Todo esto ha llevado a que en países como EEUU donde los ejercicios de concienciación pélvica están mucho más avanzados que en España, el músculo principal del suelo pélvico, el pubocoxígeo, sea conocido como “the love muscle” o “músculo del amor”.

Como explicamos en la sección “Ejercicios de Kegel ”, ejercitar el suelo pélvico con la ayuda de un dispositivo vaginal como PELVIMAX o PELVIMAX MINI resulta mucho más efectivo que realizar esos ejercicios con una vagina vacía. (Arvonen T, Fianu-Jonasson A, Tyni-Lenné R). Es más, muchas mujeres que intentan practicar los Ejercicios de Kegel con una vagina vacía terminan empeorando su tono muscular pélvico, ya que resulta difícil localizar el músculo pubocoxígeo y ejercitarlo correctamente sin la ayuda de un dispositivo vaginal.

Estudios clínicos recientes demuestran que existe una estrecha relación entre la incontinencia urinaria , el prolapso pélvico y el riesgo de padecer disfunciones sexuales (Özel B, White T, Urwitz-Lane R, Minaglia S). Reforzar la musculatura del suelo pélvico , identificar los músculos que la componen, aprender a usarlos y mantenerlos firmes, no sólo ayudará a prevenir problemas médicos como la incontinencia urinaria o el prolapso de los órganos pélvicos, sino que definitivamente será fundamental para mejorar nuestra respuesta sexual. Dedicarle parte de nuestro tiempo a ejercitar estos músculos tendrá su recompensa en el terreno sexual.